¿Quieres mantener una figura esbelta o esculpir tu cuerpo, pero no te animan las clases grupales en un fitness club y no te gustan los entrenamientos en un gimnasio repleto? La solución es crear tu propio gimnasio en casa. Si dispones de un poco de espacio y al mismo tiempo eres una persona disciplinada y motivada, tal inversión será un blanco justo para tu rutina de ejercicios. He aquí 5 equipos que no pueden faltar en tu gimnasio personal.

Orbitrek o cinta de correr

Este tipo de equipo es especialmente útil para los ejercicios de cardio o para el calentamiento que procede al entrenamiento mismo. Te queremos recomendar dos equipos que perfectamente cumplen este papel: el orbitrek y la cinta de correr. Orbitrek, también llamado entrenador elíptico es un tipo de máquina che involucra tanto las partes superiores del cuerpo como las inferiores. Nuestros pies están todo el tiempo apoyados en los pedales y el movimiento simula una marcha o una carrera diaria. Gracias a ello, los ejercicios realizados en un Orbitrek son seguros para nuestras articulaciones ya que los talones no golpean el suelo. Lo importante es que en un Orbitrek podremos realizar tanto un entrenamiento de cardio como uno de intervalo. El precio de esta máquina varía desde 200 hasta 800 €.

Una alternativa para el Orbitrek es una cinta de correr con una plataforma móvil que permite caminar y correr. Las cintas de correr tienen varias velocidades, entonces podemos libremente organizar nuestro entrenamiento de cardio o de intervalo. Una desventaja de este equipo consiste en una considerable carga en las articulaciones y en un trabajo ruidoso especialmente cuando la velocidad es alta. El precio medio de una buena cinta es más o menos de 600 €.


¿Te falta dinero para equipos deportivos? – Préstamos en línea.

Pesas

Es difícil imaginarse un entrenamiento sin una pesa. Gracias a ella podemos fortalecer casi todos los músculos en nuestro cuerpo. Una gran ventaja de los ejercicios con pesas es la distribución uniforme del peso incluso con una carga elevada. Las pesas sirven perfectamente para el entrenamiento de espalda, glúteos y piernas, hombros o bíceps. Vale la pena invertir en un kit de elementos de diferente peso, desde los más ligeros – 1,25 kg hasta incluso 10 kg de cada lado. Gracias a ello podremos diversificar el entrenamiento y aumentar gradualmente el peso estimulando un trabajo en los músculos. El precio de un kit de pesas es más o menos de 100 – 150 €.

Mancuernas

Mancuernas a su vez posibilitan un entrenamiento multifacético y no limitan tanto el rango de movimiento como lo hace una pesa. Con mancuernas podemos trabajar todos los músculos del cuerpo o realizar un entrenamiento asimétrico concentrándonos en un solo lado. Pero debemos recordar que no hay que exagerar con el peso de las mancuernas ya que esto puede llevar a una lesión: en un gimnasio en casa deberíamos tener unas de 2-8 kg. Un kit de mancuernas puede costar unos 30 €.

Kettlebells / pesa rusa

Kettles son los accesorios ideales para un entrenamiento reforzador y para los ejercicios de intervalo. La pesa rusa ofrece un gran abanico de posibilidades en cuanto a la diversificación de los ejercicios gracias a la manipulación del peso y el modo de sostener el accesorio. En el entrenamiento con los kettlebells la técnica y el agarre son cruciales, especialmente cuando trabajamos con un gran peso. En tal caso vale la pena verificar nuestra técnica y postura con un entrenador calificado que corregirá eventuales errores. El precio de un kettle varía desde 10 hasta 60 €, entonces si querremos equipar nuestro gimnasio con 3-4 pesas rusas, tenemos que prepararnos para un gasto de 30-240 €.

Cintas elásticas / bandas de tubing

Las cintas elásticas están hechas de goma de diferente resistencia. Son accesorios deportivos  multifuncionales que ocupan poco espacio y son muy ligeros, entonces podemos llevarlos con nosotros de vacaciones u otros viajes. Las cintas son usadas para los ejercicios de resistencia que tonifican el cuerpo y refuerzan los músculos tanto superficiales como profundos. Las bandas de tubing (conocidas como expanders) son también cintas de goma, pero con las manijas en los extremos para las manos. Cumplen funciones similares a las cintas elásticas pero ofrecen posibilidades de entrenamiento mucho más amplias. Un accesorio de este tipo no es un gasto elevado ya que un kit de cintas de diferente resistencia costará unos 10 € y un expander valdrá más o menos 20 €.

Equipar un gimnasio en casa con accesorios básicos puede resultar un gasto considerable si queremos hacerlo todo a la vez, pero las ventajas obtenidas a cambio superaran todos estos inconvenientes. Si actualmente no tenemos recursos para comprar algún equipo, podemos recurrir a un préstamo online que amortizaremos en un mes.Un gimnasio en casa será también un motivador genial para estar más activo independientemente del clima o el limitado tiempo. Después de todo, basta dedicar solo unos 20 minutos diariamente para mejorar la fuerza, la resistencia y quemar calorías.