Los gastos para la comida siempre consumen una gran parte de nuestro presupuesto. Algunas personas se alimentan fuera o piden comida a domicilio por gusto personal, otras no tienen elección por falta de tiempo. También hay otros que no se imaginan la vida sin una cena casera. Tanto la comida fuera, como un plato en casa tiene sus ventajas y desventajas.

Ventajas y desventajas de pedir una comida a domicilio 

Pedir una comida a domicilio seguramente ahorra tiempo y es muy cómodo. Basta llamar a un restaurante que ofrece un servicio de entrega a domicilio y en unos minutos la orden será llevada directamente a nuestra casa. Esta solución es ideal especialmente en estos momentos que no tenemos tiempo para preparar nuestra propia comida. El tiempo ahorrado lo podemos dedicar a cumplir otras obligaciones o simplemente a hacer actividades de ocio. Una comida a domicilio cumplirá nuestras expectativas también cuando necesitamos de una cena para varias personas, por ejemplo para la familia que llegó sorpresivamente de visita o para los invitados de una fiesta. Esta opción también la usan las personas que simplemente no poseen suficientes capacidades culinarias para preparar un plato que comerían con gusto. Otra ventaja de la comida a domicilio es la variedad culinaria. En una ciudad grande podemos encontrar diferentes restaurantes con el servicio de entrega en casa, por ende cada día podemos disfrutar de un plato diverso.

Actualmente de mucha popularidad gozan las aplicaciones para celulares gracias a las cuales podemos pedir comida a domicilio rápidamente y cómodamente desde cualquier restaurante dotado de este sistema. Adicionalmente, tenemos la posibilidad de valorar las órdenes, compartir la evaluación y basarnos en los votos de los demás, lo que seguramente facilita la toma de decisión en cuanto al negocio. Sin embargo, esta solución no carece de desventajas. La más importante se refiere al precio. Seamos sinceros: el ahorro en comida es extremadamente difícil si queremos alimentarnos fuera diariamente. El coste medio de un plato para una persona se puede estimar en 10-20 €, entonces optando por esta opción siete días a la semana, gastaremos 70-140 €.

Otro riesgo que tenemos que tener en cuenta pidiendo una comida a domicilio es la posibilidad de decepcionarnos en cuanto al sabor del plato, su frescura o tamaño. Es verdad que podemos controlar las evaluaciones y recomendaciones de otros clientes, pero desgraciadamente siempre existe el riesgo de que el cocinero haya tenido un mal día.

Finalmente vale la pena mencionar el tiempo de espera de nuestra orden que se prolonga especialmente en las tardes y los fines de semana. Esperar dos o tres horas para la comida cuando estamos hambrientos puede ser una verdadera tortura.

Ventajas y desventajas de cocinar en casa 

Cocinar en casa tiene numerosos beneficios. El más importante consiste en saber exactamente de que fue preparado el plato que estamos comiendo. No corremos el riesgo de consumir ingredientes vencidos porque obviamente nadie conscientemente los usaría para preparar su propia comida. Además, podemos preparar un plato según nuestro propio gusto sin pensar si un restaurante ofrece algo de lo cual tenemos ganas. Adicionalmente, cocinar en casa para muchas personas significa relajarse, distanciarse de los problemas cotidianos y enfocarse en el placer que da el proceso de crear un plato sabroso. No hay que subrayar que extender nuestros horizontes gastronómicos da una enorme satisfacción y puede convertirse en una verdadera pasión. 

Finalmente, vale la pena agregar que cocinar en casa se traduce en un ahorro en comida. Con un precio de 10 € (el precio más bajo que podemos pagar por una comida a domicilio para una persona) podemos preparar un plato completo y plenamente nutritivo hasta por 4 días. Por ejemplo un kilogramo de pechuga de pollo cuesta 5,50 €, sumémosle un poco de arroz cuyo precio por medio kilo es solo 45 céntimos y una ensalada de lechuga y tomates que sumará unos 2,50 €. Si queremos, podemos agregar huevos, cuya decena cuesta 1,60 €. Todos los ingredientes nos saldrán por 9,60 €. El consumo de energía eléctrica seguramente no superará los 10 céntimos. De esto podemos deducir que por menos de 10 € somos capaces de preparar una comida completa para cuatro personas o un plato caliente por cuatro días para una persona. 

En realidad, es difícil encontrar desventajas para la preparación de comida en casa. El único argumento en contra es que esta requiere mucho tiempo y un cierto grado de compromiso. En consecuencia, mientras más complicado sea el plato, más dedicación y tiempo tenemos que gastar.Como se puede ver, tanto la comida a domicilio como su preparación en casa tiene sus ventajas y desventajas. Para algunas personas la comodidad y el ahorro de tiempo serán más primordiales que los motivos económicos. Para otras a su vez, un ahorro en comida y la posibilidad de relajarse en la cocina representará un factor determinante. Todo entonces depende de nuestro punto de vista y nuestras exigencias en cuanto al tiempo, dinero y gustos.